Saída O Barbanza

He tenido el placer de compartir con mis alumnos en diversas ocasiones la Salida al Barbanza y, en una época en la que todos viajamos, quizá tendamos a pensar que es un viaje más. Todo lo contrario, el trabajo previo a la salida se convierte en un alboroto de nervios e interrogantes. Y luego, cuando llega el día, cuando iniciamos nuestro viaje, aparece el interés por conocer, por ver, por sentir....y lo más importante, esas ganas de relacionarse, de hacer nuevos amigos, de disfrutar.
 
Además de visitar lugares como Las Dunas de Corrubedo, al Castro de Troña, O Enxa, ...entre otros muchos, conocemos lo que es el compañerismo, la amistad, la autonomía personal en un marco distinto al de la Escuela. Su edad también ayuda, todo es ilusión, ganas de hacer, buenas intenciones. Es un reto personal, algo que hasta ahora pocos habían hecho. Es una novedad.
 
He de decir que creo que hay un antes y un después a la SALIDA DE 6º para cada uno de ellos.
 
Marga Ramos